Esta es la tercera entrega de la serie Automator para imágenes en la que voy a mostrarte cómo cambiar el formato de tus imágenes de una forma fácil y rápida. Recuerda que Automator es una herramienta para macOS que une tareas creando un flujo de automatización. De esta forma puedes aprovechar las entradas anteriores para crear un macro flujo. Por ejemplo puedes:

Solo tienes que unir los pasos de las distintas entradas para que tu flujo de trabajo surja efecto. Pero vamos a por el contenido de esta entrada que es cambiar el formato de una imagen a otro, por ejemplo, de .PNG a .JPG, o de .JPG a .TIFF. Además, si te interesa, podrás crear distintos formatos de imágenes activando distintos “automators”.

Sigue los siguientes pasos para conseguir crear una copia y cambiar automáticamente cualquier formato de imagen a otro:

  1. Abre la aplicación Automator.
  2. Haz clic en “Acción de carpeta”: Es una forma muy sencilla de indicar que en una carpeta se realicen acciones cuando se añadan nuevos archivos. Para mi es la forma más cómoda de accionar el flujo de trabajo. Pulsa el botón “Seleccionar”.
  3. Ahora indica en el desplegable “Seleccionar carpeta” la carpeta dónde quieres que se realicen las acciones de cambio de nombre,
  4. Pulsa el botón “Biblioteca” que encontrarás en la esquina superior izquierda. Se abrirá un menú con todas las acciones disponibles para todo tipo de documentos o aplicaciones como Calendario, Fotos, Internet…
  5. Pulsa en “Archivos y carpetas”. En la parte derecha aparecerán las acciones a realizar con ítems del Finder. Busca la acción “Cambiar el tipo de archivo de las imágenes” y arrástrala a la derecha, fuera de la lista de acciones, y suéltala cuando en la flecha del ratón aparezca un símbolo más.
  6. Te preguntará si quieres añadir la acción “Copiar ítems al finder”. Pulsa “Aceptar”. Esto te va a permitir crear una copia de la imagen original y no perderla. Selecciona en el desplegable la carpeta destino de la copia de la imagen original. Si quieres puedes marcar la opción “Substituir archivos existentes” así cualquier imagen anterior será sustituida evitando pasos intermedios de borrado.
  7. Ahora puedes seleccionar el formato de conversión en el desplegable de la acción “Cambiar el tipo de archivo de imágenes”. La simplicidad de Automator está por encima de algunas opciones de configuración, pero aunque no puedas indicar la calidad el resultado es muy satisfactorio.

Con estos siete pasos tendrás una copia de la imagen original en un formato distinto en la carpeta de destino que desees. Crea tantos flujos de trabajo imagen de este tipo, o como he comentado antes, mézclalos para obtener el resultado que necesites.

Suscríbete a nuestra newsletter semanal